DIAGRAMA DE SECCIÓN

ACOPLAMIENTO MAGNÉTICO

Funcionamiento:

El líquido de bombeo entra a través de la tubería de aspiración (1) de forma axial y gracias al rodete (2), la salida del fluido se produce por aceleración hacia la tubería de impulsión (3). La energía generada por la velocidad de dicho fluido entrando y saliendo, se transforma en presión.

El equilibrado del empuje axial se realiza mediante álabes de descarga en la parte posterior del rodete (4).

Al tratarse de una bomba de accionamiento magnético, el sellado se debe exclusivamente a juntas estáticas: una junta plana (5) entre la voluta (6) y la carcasa (7) y una tórica (8) entre la carcasa y el contenedor del acoplamiento (9). De este modo, e motor (10) transmite el par al eje (11) mediante el acoplamiento magnético.

Accionamiento:

El accionamiento se produce por acoplamiento magnético. La bomba se acciona mediante un motor eléctrico normalizado con una velocidad
de giro de 1500 o 2900 r.p.m. a 50 Hz.

Los acoplamientos magnéticos trabajan sin deslizamiento, por tanto, el motor y la bomba giran a la misma velocidad. El rotor externo (12) recibe el par del motor y lo transmite al rotor interno (13) mediante la acción del campo magnético. El rotor interno forma parte de la unidad rotativa de la bomba, la cuál se soporta mediante cojinetes lubricados por el propio fluido de bombeo. Estos cojinetes (14, 15) están fabricados en Carburo de Silicio resistente al desgaste y al ataque químico. El circuito de lubrificación empieza en la zona de alta presión de la voluta y conduce el fluido hacia la zona del rotor interno. El fluido atraviesa la zona de los cojinetes y es devuelto a la voluta en la zona de baja presión. Este sistema no sólo lubrifica los cojinetes, sino que también disipa el calor que recibe el ensamblaje debido a las corrientes de Foucault generadas por el acoplamiento magnético.